Machu Picchu

Cruzando estos andenes entré al bosque virgen, ¡y de repente me encontré rodeado por un laberinto de hermosas casas de granito! Estaban cubiertas de árboles, musgo y siglos de vegetación, pero en la sombra densa, escondiéndose en el matorral de bambú y los nudos de enredaderas, en algunas partes se podían vislumbrar muros de piedras de granito blanco, cortadas con mucha precisión y encajadas de una forma muy precisa.

–Hiram Bingham, reflexionando en la primera vez que llegó a Machu Picchu el 24 de julio 1911

Machu Picchu es el destino turístico principal del Perú, y es simplemente magnífico – de este lugar nadie nunca se queda decepcionado. Es uno de los lugares más increíbles del mundo y será lo más memorable de cualquier viaje en el Perú. Ubicado a 70 kilómetros (43 millas) al noreste del Cusco, a menudo se refiere a Machu Picchu como “la ciudadela perdida de los Incas”. Olvidado por siglos por el resto del mundo, incluso peruanos, fue el arqueólogo Hiram Bingham de Yale que hace un siglo lo llevó a la prominencia internacional junto a la National Geographic Society de Washington D.C. Fue esta organización que organizó una expedición de excavación de dos años y la que dio inicio a su restauración.

Su ubicación nunca deja de fascinar, muy alta en la cresta de una montaña a 2,430 metros (7,972 pies) sobre el nivel del mar y todos que visitan también pasmados por la belleza de sus edificaciones. Algunos expertos opinan que el Santuario es una “llacta”, un asentamiento construido con el fin de controlar la economía de las regiones aledañas, y que fue la llacta más hermosa que construyeron los Incas. La mayoría de las autoridades están de acuerdo que fue una propiedad real de Pachacuti, el gran emperador Inca que inició la expansión de este imperio enorme.

La ciudadela que apareció era un lugar que poseía una belleza mágica. Contiene muchos edificios de la albañilería inca más fina cuyas piedras encajan perfectamente unas con otras. Esta unión entre las piedras y el asombroso estado de conservación son un espectáculo sumamente gratificante para la persona que lo visite. Aquí, se yerguen intactos los muros hasta donde empezaba el techo, las casas, los templos y los edificios de una ciudad inca completa. Los grupos de casas están rodeadas por andenería con terrazas preciosamente ordenadas. Machu Picchu está interconectado a través de una telaraña de caminos y cientos de escaleras. Su ubicación es fantástica: la ciudad sujetándose a la parte alta de una angosta cresta. El cerro empinado de Huayna Picchu sube como el cuerno de un rinoceronte al final de la cresta, y todo esto va acompañado por el sonido del río Urubamba que rodea la ciudadela con sus curvas muy cerradas; río que vive atrapado en un cañón verde cientos de pies abajo. Colinas empinadas cubiertas de bosques se levantan alrededor de Machu Picchu, y su misterio se incrementa aún más por los atisbos de nubes bajas que abrazan a estas montañas húmedas.

–Fragmento del libro The Conquest of the Incas de John Hemming, publicado por primera vez en 1970


Información Prácticas sobre Machu Picchu

Tomando en cuenta que su visita a Machu Picchu probablemente será el momento más especial de su viaje por el Perú, es importante organizarla con mucha atención para aprovechar el tiempo al máximo, sabiendo que Machu Picchu recibe muchas turistas, sobre todo durante la temporada alta de turismo (julio y agosto).
Si está dentro de sus posibilidades, le sugerimos que haga el Camino Inca y pernocte una noche en el único hotel que está al lado de la ciudadela – aunque es un poco caro, ¡pero vale la pena! – Ah, y si no hace el camino inca y no se queda en el hotel al lado de la ciudadela, le sugerimos tomar el nuevo Servicio de Tren de Lujo Hiram Bingham.

En cualquier caso, el punto de partida para llegar a Machu Picchu es la ciudad del Cuzco. Hay vuelos al Cuzco desde Lima y otras ciudades del Perú. Una vez en Cuzco tiene varias opciones: puede ir por vía terrestre por un par de horas para iniciar el Camino Inca (5d/4n), tomar el tren para una parte del camino y hacer el Camino Inca de un día (caminata de 5 horas) o tomar el tren para todo el trayecto (4 horas).

También puede considerar pasar unas noches en el Valle de Urubamba (también conocido como el Valle Sagrado), valle increíblemente hermoso que se encuentra al norte del Cuzco camino a Machu Picchu. Desde el valle de Urubamba, en específico en el pueblo de Ollantaytambo, es donde puede tomar el tren a Machu Picchu o iniciar el trayecto por vía terrestre para el punto de partida del Camino Inca mencionado anteriormente.

Puede visitar Machu Picchu también dentro de un solo día, pero esa opción no le recomendamos. El pueblo tiende a llenarse de gente en las 4 horas alrededor de mediodía por los trenes que van llegando y partiendo a esa hora y lidiar con esa multitud le resta magia a la experiencia.

Una vez en Machu Picchu, si su presupuesto se lo permite, le recomendamos quedarse en el único hotel que se encuentra al lado de las ruinas: el Machu Picchu Sanctuary Lodge. Hay alojamiento de precios menores en Aguas Calientes. El pueblo de Aguas Calientes (donde se encuentra la estación de tren) está ubicado a 30 minutos de la ciudadela, tomando un bus que sube el camino de herradura. No es un lugar muy lindo y no hay mucho para ver, principalmente sirve para pasar la noche.

Cuándo visitar

Lo ideal es ir durante mayo y octubre que son las épocas de menos lluvia. Si viaja entre noviembre y marzo se podría encontrar con lluvias fuertes.

Featured Hotels
Recommended For
  • Aficionados a la Historia
  • Aventureros
  • Familias
  • Amantes de la natura
Experiences to Consider
  • Un día explorando los restos arqueológicos maravillosos de Machu Picchu
  • Subir a la cima de las montañas Huayna Picchu o Machu Picchu
  • Visitarlo con reconocido escritor, explorador y fotógrafo, Peter Frost
  • Un día de caminata por la última sección del Camino Inca hacía Machu Picchu