Situated in the tropical lowlands of east-central Bolivia, the Chiquitos Missions are six towns spread throughout this sparsely populated region that have preserved the impressive churches constructed by the Jesuit missionaries between the 17th and 18th centuries. The six restored churches were named UNESCO World Heritage sites in 1990.

The Chiquitos Jesuit Missions are the only churches of this type in all of South America that have been preserved for over 300 years
The Chiqutios Jesuit missions recall the unique colonial period in Bolivia. In the late 1600’s Jesuits ventured into the dense forest of this remote area in Bolivia and established village squares based on the “ideal city” model of the humanist philosophers, with houses built along three sides of the square and the church occupying the fourth. What is most remarkable about these structures is the manner in which the Jesuits mixed European religious architecture with local materials and traditions, as well as popular art for decoration. The six Jesuit churches are: San Francisco Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael and San José

Recomendado para

Cosas para hacer

Ubicadas en las llanuras tropicales del centro-este de Bolivia, las Misiones Jesuíticas de Chiquitos son seis pueblos esparcidos por esta región de población escasa donde se conservan las iglesias impresionantes construidas por los misioneros jesuitas entre los siglos 17 y 18. Son las únicas iglesias de este tipo en toda Sudamérica que se han preservado por 300 años y evocan las memorias de este periodo colonial singular en Bolivia.

A fines de los años 1600 los jesuitas se aventuraron entrar en el bosque denso de esta área remota de Bolivia y establecieron plazas principales siguiendo el modelo de “la ciudad ideal” de los filósofos humanistas, con una plaza rodeada de casas en tres de sus lados y la iglesia en el cuarto lado. Lo más notable de estas estructuras es la forma con la que los jesuitas adaptaron las construcciones a su entorno, mezclando la arquitectura europea religiosa con los materiales y tradiciones locales, y como utilizaron el arte popular para su decoración.

Las seis iglesias restauradas, San Francisco Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael y San José fueron nombradas sitios de Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1990 y atraen visitantes de todo el mundo.

Las Misiones Jesuitas de Chiquitos están dentro del estado boliviano más grande, Santa Cruz, que goza de un clima cálido todo el año y abunda en recursos naturales. Recientemente la región ha experimentado mucho crecimiento económico, pero los lugareños siguen manteniendo sus tradiciones y estilo de vida a pesar de la nueva prosperidad. En las Misiones Jesuíticas de Chiquitos los habitantes han conservado el valioso patrimonio cultural influenciado por los jesuitas, quienes los enseñaron a tocar música barroca y renacentista con instrumentos que trajeron de Europa. El talento artístico y musical de la gente de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos sigue siendo asombroso, y en los años setenta durante la restauración de las iglesias se recuperaron miles de páginas de partituras compuestas por compositores europeos e indígenas. Este hecho llevó a la creación del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca que se lleva a cabo en las Misiones Jesuíticas de Chiquitos cada dos años. Tocan música muy clásica y tradicional, pero también hay artistas que demuestran la mezcla increíble de la cultura y estilos europeos pero donde los coros se cantan en idiomas indígenas y utilizando instrumentos de la región. Esta historia única, legado artístico y arquitectura hacen que las Misiones Jesuíticas de Chiquitos sean un tesoro cultural, el único de su categoría en el continente sudamericano.


Información Práctica

Por lo general, para visitar a las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, se llega primero a la ciudad más grande de la región, Santa Cruz de la Sierra, y desde allí se viaja por vía terrestre a las misiones. En San Ignacio y Concepción hay hoteles, y desde estos pueblos hará las excursiones a algunas de las misiones más remotas como San Miguel, Santa Ana y San Rafael. En su mayoría las carreteras que conectan las misiones son asfaltadas, a excepción de algunas secciones, dificultando ligeramente el paso.

Cuándo visitar

Lo ideal es ir durante mayo y octubre que son las épocas de menos lluvia. Si viaja entre noviembre y marzo se podría encontrar con lluvias fuertes.