Este alojamiento está altamente recomendado por Aracari Travel

Situado en las afueras del centro histórico de Cusco, el Palacio Manco Capac es un lujoso hotel boutique de cuatro estrellas de la pequeña cadena peruana Ananay. Antigua casa republicana construida sobre los restos del palacio del gobernante inca Manco Capac, la casa histórica central ha estado en uso desde su construcción y la propiedad tiene espectaculares vistas panorámicas de la ciudad.

Palacio Manco Capac

Esta casa convertida tiene jardines y altos árboles de eucalipto, rodeados de auténticas pistas y plataformas incas originales. Este íntimo hotel se encuentra detrás de la iglesia de San Cristóbal, a poca distancia del complejo arqueológico de Sacsayhuaman. La vegetación y el pequeño tamaño de esta propiedad hacen del Palacio Manco Capac una opción tranquila en Cusco, donde puede escaparse de la ciudad. El acogedor comedor y sala de estar se siente como si estuvieras en un hogar suntuoso, en lugar de un hotel.

Ubicación en la cima de la colina

Ubicado en la ladera de la colina, la ubicación gana puntos por sus vistas, y puede aprovecharlas incluso si no se queda en la propiedad. El hotel ofrece exclusivos almuerzos o cenas privadas de barbacoa al aire libre sobre una pared inca, o cenas elegantes en el comedor exclusivo con ventanas de vidrio de piso a techo. Desde el Palacio Manco Capac hay solo diez minutos de caminat a una de las entradas de Sacsayhuaman, un sitio imperdible en Cusco. Sin embargo, lo que sube debe bajar. Entonces, si bien es una caminata rápida cuesta abajo hasta la Plaza de Armas principal en el corazón de la ciudad, que se puede ver claramente desde los terrenos del hotel, la caminata de regreso es cuesta arriba. Tal vez prefiera tomar un taxi si cenó en la ciudad.

Las habitaciones

Con solo veintidós habitaciones, el servicio en Palacio Manco Capac es personalizado. La casa original ofrece cinco habitaciones: estas son las mejores de la propiedad e incluyen las dos junior suites. También hay tres habitaciones con vista al jardín en el mismo edificio central. Además, un bloque de nueva construcción detrás ofrece otras siete habitaciones sencillas y acogedoras, donde cuatro tienen vistas al jardín (no se sorprenda si ve una llama por la ventana) y tres con vistas hacia el paisaje urbano.

Cada una de las cinco habitaciones originales tiene un diseño elegante y de buen gusto con toques coloniales únicos. Las habitaciones más nuevas son más simples y más pequeñas. Todas incluyen TV vía satélite, conexión inalámbrica a internet gratuita y baño privado con artículos de aseo orgánicos, albornoz y zapatillas.

Eventos y cenas

Después de un largo día de actividades, relájese en el tranquilo jardín con un té de coca sobre los restos del antiguo palacio inca. El restaurante sirve deliciosos platos tradicionales peruanos mezclados por expertos con sabores internacionales en el acogedor comedor, que cuenta con una chimenea para las noches frías. El hotel también alberga el comedor del Cubo, con ventanas de piso a techo e impresionantes vistas de la ciudad. Este espacio se puede contratar de forma privada para eventos especiales o comidas.