Este alojamiento está altamente recomendado por Aracari Travel

El Sol y Luna Lodge & Spa es un magnífico hotel de cinco estrellas situado entre verdes jardines en el corazón del Valle Sagrado. No solo ofrece alojamiento de lujo de primera clase en 43 elegantes ‘casitas’ individuales (villas estilo bungalow), sino que este hermoso establecimiento fue fundado como una empresa social; por ello, un porcentaje de las ganancias va directamente a la Asociación Sol y Luna, que administra un proyectos escolares y educativos en los Andes. Los huéspedes del hotel son bienvenidos a visitar estos proyectos.

Sol y Luna Lodge & Spa

Sol y Luna es uno de los mejores hoteles de lujo en el Valle Sagrado, convenientemente ubicado cerca de la ciudad de Urubamba en ruta a Machu Picchu. Fue uno de los primeros hoteles en construirse en el Valle Sagrado, que desde entonces se ha convertido en un destino por derecho propio. El alojamiento de Soy Luna se compone de una colección de encantadoras villas de lujo, con dos piscinas, dos restaurantes, un spa y sus propios establos con caballos de paso peruano.

«Casitas» privadas de lujo

Este hotel Relais & Chateaux de cinco estrellas ofrece alojamiento con vista a la montaña dividido en tres categorías: Superior, Deluxe y Premium. Los amplios terrenos de la propiedad y los numerosos servicios adicionales significan que Sol y Luna se adapta a todo tipo de viajeros de lujo, incluidas familias, parejas y grupos. Las acogedoras villas de techo alto están hechas de piedra local, cada una decorada individualmente con pintura mural, muebles de estilo colonial, baldosas de terracota y textiles peruanos. Todas las categorías de habitaciones muestran un toque de buen gusto artístico. Ofrecen servicio a la habitación y están equipadas con televisores de pantalla plana, cajas de seguridad y Wi-Fi de alta velocidad.

Casitas superiores

Las 28 acogedoras habitaciones superiores están construidas en edificios circulares con rasgos de estilo y carácter, como por ejemplo grandes vigas de madera. El arte popular se incorpora en la decoración, mientras que los motivos artísticos elementales hacen referencia a los alrededores naturales. Hay cinco habitaciones de tamaño familiar en esta categoría con una planta baja y un mezanine superior, donde se encuentran una cama tamaño king y dos camas individuales. También hay 12 habitaciones matrimoniales  y 11 habitaciones dobles.

Casitas Deluxe

Estas 10 Casitas Deluxe muestran un salto en su nivel de lujo y tamaño de la categoría superior de Sol y Luna, con su propio porche, jardín y terraza. Hay dos suites contiguas separadas por un hall de entrada en esta categoría, ideal para familias. La calefacción por suelo radiante le mantendrá caliente durante las noches más frías. Una encantadora chimenea se suma al ambiente acogedor y hogareño de estas amplias suites.

Casitas Premium

Las Casitas Premium son la categoría superior en Sol y Luna, caracterizadas por ser más amplia que las Casitas Deluxe. La ventaja adicional de estas amplias villas es que las cinco suites Premium se dividen en tres grandes áreas: dormitorio, sala de estar y hall de entrada. Un amplio armario con vestidor se conecta a un  gran baño, con ducha y bañera, con privilegiadas vistas a la montaña. Las casitas premium incluyen un jacuzzi en un patio privado.

Decoración elegante de arte y artesanía

Todas las casitas muestran una cuidadosa atención al detalle en sus obras de arte y diseño de interiores. Un espacio con personalidad y buen gusto ha sido creado por Federico Bauer, artista y muralista local. Utilizando el estilo de Arte Popular, Bauer ha reflejado magistralmente, aunque con ligero pincel,  el entorno natural de los jardines. Los patrones de flores, en particular, son prominentes en sus diseños. También aparecen en estas obras elementos del Valle Sagrado, desde el maíz hasta las frutas locales. En cuanto a los muebles, todos fueron hechos a mano por el difunto Jaime Liebana, un maestro artesano de Lima que era conocido por sus réplicas inmaculadas y representaciones de muebles coloniales. Aracari organiza visitas con cita previa a su hogar privado y a la colección de Arte Popular en Lima, curada por sus dos hijos artistas.

Relajación en spa y piscina

Yacu Wasi, el spa del hotel, es el lugar ideal para descansar y relajarse, rejuveneciendo los pies cansados ​​después de explorar los atractivos más destacados del Valle Sagrado. Los servicios incluyen masajes, baño de vapor, sauna, jacuzzi y yoga. También hay dos piscinas y un gimnasio.

Jardines verdes y amplios terrenos.

Una característica clave de Sol y Luna es su entorno natural y tranquilo y sus jardines cuidadosamente cuidados, con macizos de flores de colores, césped verde brillante y flora nativa del Valle Sagrado. Las mariposas revolotean entre los árboles frutales mientras los huéspedes caminan por senderos serpenteantes hacia su alojamiento en villas independientes. El sitio del hotel fue cuidadosamente elegido para maximizar la luz solar, lo que se refleja en el nombre «Sol y Luna». Estos elementos, el movimiento del sol y la luna en particular, que la propiedad ha tratado de incorporar en su diseño, fueron muy importantes para los incas.

Cenando en Sol y Luna

Hay dos excelentes restaurantes para elegir en Sol y Luna. Una opción elegante e íntima, Killa Wasi se enfoca en la cocina gourmet peruana en un ambiente más formal, ofreciendo interpretaciones contemporáneas de las tradiciones culinarias rústicas del Valle Sagrado. Killa Wasi también se usa para el desayuno, con asientos interiores y exteriores junto a una de las piscinas. Alternativamente, huéspedes o no-huéspedes pueden cenar en Wayra, un restaurante más grande y menos formal. Los excelentes menús están elaborados con ingredientes andinos.

Para ocasiones especiales en Sol y Luna, La Cava ofrece un exclusivo espacio gastronómico ubicado debajo del Rancho Wayra. En La Cava se puede encontrar una extensa colección de vinos de todo el mundo. Este espacio es perfecto para grupos pequeños que buscan exclusividad.

Experiencias en Sol y Luna Lodge & Spa

El rancho Wayra es sede de espectáculos regulares de caballos de pasoperuano, espectáculos folclóricos teatrales y demostraciones textiles, entre otras actividades. El restaurante Wayra organiza una comida de pachamanca, el proceso tradicional andino de cocinar carnes, papas y otras verduras en una estufa de barro, debajo de rocas abrasadoras.

Sol y Luna también ofrece una variedad de actividades al aire libre como cuatrimotos (ATV), cabalgatas, ciclismo de montaña y kayak.