Dramatic scenery, lush waterfalls and forgotten ruins of tremendous cultural significance await adventurous travelers who journey to the relatively isolated sub-tropical area of Chachapoyas in Amazonas, a region in northeastern Peru.

With wild, unspoiled landscapes and important historical sites, Chachapoyas is true ‘Indiana Jones’ territory.
Teeming with natural and historic attractions, Chachapoyas is off-the-beaten path yet easily reached from Lima with a direct flight during the dry season (May-November). All year long, as an alternative, you can get to Chachapoyas by flying to Jaen directly or by land from Cajamarca, Chiclayo or Tarapoto. Offering some of the best Peru adventure travel, Chachapoyas can be visited as part of any tailormade trip Peru from Lima, or in combination with the highlights of northern Peru’s Moche Route.

Recomendado para

Cosas para hacer

Itinerarios de lujo destacados en Chachapoyas

Todos nuestros itinerarios de lujo en Chachapoyas son completamente personalizados y diseñados a medida

true

Chachapoyas

Days / Nights

Chachapoyas

Days / Nights

Esta región está ubicada en el noreste del Perú, y empieza en la subida de la cordillera de los Andes, en la ceja de selva que está a una altura de 800 hasta 3,000 metros sobre el nivel del mar (2,624 y 9,800 millas), está llena de ruinas de la cultura pre-inca de los Chachapoyas (cuyos pobladores también se conocían como la “gente de las nubes”) quienes poblaron este área alrededor del siglo 10 d.C.

La región de Chachapoyas no está considerada dentro de los destinos más visitados por turistas: no está dentro del recorrido común y popular de la mayoría de los viajeros que vienen al Perú.

Conocida como ceja de selva, es muy rica en bromeliáceas, helechos y otras epífitas, lo cual hace de este maravilloso bosque nebuloso un área interesante de explorar para botánicos y apasionados de la naturaleza, tanto como para los que buscan una experiencia de calidad en un entorno virgen y de poca incidencia.

El complejo arqueológico más importante para visitar es Kuélap: una fortaleza preincaica impresionante, la cual muchos consideran el segundo sitio arqueológico más importante del Perú, después de Machu Picchu. Lo que más llama la atención de esta construcción antigua es el gran tamaño de sus muros de granito que en algunas partes llegan a tener 18 metros (60 pies) de alto. Ubicado a una altura de 3,000 metros sobre el nivel del mar (9,500 pies), los alrededores de la fortaleza están cubiertos de un bosque denso. La vegetación es abundante y frondosa, cuenta con muchas variedades de orquídeas, de las cuales muchas son oriundas de la región.

Y Kuélap no es único en este aspecto: en el área alrededor de Kuélap cerca al río Utcubamba (un afluente del río Amazonas) hay docenas de sitios arqueológicos, algunos de los cuales siguen cubiertos de vegetación y por ende crean una mezcla fabulosa entre la naturaleza y las estructuras creadas por el hombre.

Podrá ver de cerca los Sarcófagos de Revash con sus petroglifos rojos, los de Karajía que tienen la forma de las estatuas de la Isla de Pascua, descubrir algunas de las estructuras deterioradas de La Congona, La Joya o Macro. Un sitio que no puede perderse es el Museo Leymebamba donde se encuentran las momias que se encontraron cerca de la Laguna de los Cóndores. Pase un día en las ruinas y si desea quédese una noche acampando en Kuélap.

Un sinfín de atractivos variados le esperan en Chachapoyas. Aparte de hacer caminatas y buscar ciudadelas perdidas, puede hacer cabalgatas, caminar por senderos incas antiguos, pescar truchas, nadar en la piscina del albergue, bajar por el río en una llanta o simplemente relajarse para disfrutar de los paisajes espectaculares. Este sitio es un paraíso lleno de lugares y joyas secretas listas para ser descubiertas por los viajeros curiosos.


Información Práctica sobre Chachapoyas

El acceso a esta región no es fácil, y deberán tomarse por lo menos 5 días (y de preferencia 7 días) para visitarla. Por lo accidentado del terreno y la distancia remota de la región, proveemos un chofer, guía, vehículos y equipos de primera categoría, lo cual implica que visitar Chachapoyas no es barato. La organización que se necesita para llegar a este destino es compleja y costosa para llevar a cabo. Otro punto para considerar es que se manejará por muchas carreteras complicadas que aún permanecen en trocha.

Sin embargo, si desea visitar un lugar realmente especial, uno de los últimos lugares del territorio peruano inexplorado, de espectacular belleza natural y notable interés cultural – este es el viaje para usted. Un viaje a Chachapoyas sería una experiencia única, llena de exploración y descubrimiento.

El acceso al área es partiendo de Chiclayo, Cajamarca o Tarapoto, a cualquiera de estas tres ciudades llegan vuelos desde Lima. Para un itinerario de muestra a la región de Chachapoyas vea El Secreto Mejor Guardado del Perú.

Cuando visitar

Lo ideal es ir durante mayo y octubre que son las épocas de menos lluvia. Si viaja entre noviembre y marzo se podría encontrar con lluvias fuertes.

Alojamientos más recomendados en Chachapoyas